FELGTB exige a La Gaceta rectificación por equiparar homosexualidad y pederastia

Desde Diversidad y Coeducación nos hacemos eco de esta noticia, y nos sumamos a la repulsa y denuncia de lo sucedido.

En el artículo titulado “La trágica y real historia de un niño  “educado” por una pareja de lesbianas”, aparecido hoy, 9 de noviembre de 2012, en el diario La Gaceta, el periodista Luis Losada relaciona directamente los problemas de un adolescente –tales como intolerancia a la frustración, agresividad y problemas de adaptación- con el lesbianismo de sus madres.

El artículo no solo incumple todas las normas deontológicas del periodismo, sino que incurre claramente en delito de provocación al odio, la violencia y la discriminación contra una minoría al afirmar, saltándose todas las constataciones científicas, que el ejemplo de este joven “es tan cierto como la correlación estadística entre la homosexualidad y la pederastia”. Se busca, de este modo, intencionadamente, el vínculo entre una orientación sexual determinada y una conducta delictiva tipificada por nuestro Código Civil.

“Afirmar que existe una correlación entre homosexualidad y pederastia no solo es un disparate acientífico y alejado de la constatación de la realidad, sino que genera un grave daño tanto sobre los hijos e hijas de familias homoparentales como sobre todos los jóvenes lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que reciben una información falseada y dolorosísima sobre su identidad emocional”, dice Boti G. Rodrigo, Presidenta de la FELGTB.

Isabel Gómez, responsable de familias de la Federación y, ella misma, madre de dos hijas, se siente indignada: “No solo confunden y mienten a la sociedad al ignorar todos los estudios realizados con avales científicos que demuestran que no existe ninguna diferencia entre la educación recibida en hogares hetero u homoparentales, sino que nos agreden personalmente en lo más íntimo y personal, como es nuestra capacidad para convivir con nuestros hijos”.

La FELGTB pedirá rectificación al periodista autor del artículo y al diario que lo ha publicado. En caso de no obtenerse una respuesta positiva, se tomarán las medidas judiciales pertinentes.
Artículo 510. Código Penal. 1. Los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses. 2. Serán castigados con la misma pena los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía.

¿No deberíamos a estas alturas denunciar penalmente este tipo de ejecuciones (en su más amplio sentido)? ¿Alguien es consciente del daño tan atroz que se hace y se genera? ¿Les vale a ustedes la rectificación? ¿La consideran suficiente?

Reflexionemos…

Exprésate

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s